martes, 3 de abril de 2018

Espectáculos públicos de Roma

Resultado de imagen de espectáculos publicos en roma
Los gladiadores y el circo.
Se les denominaba juegos públicos (ludi). Eran gratuitos, ya que eran un derecho del ciudadano.
Había tres zonas de celebración de espectáculos:
1- El circo.
2- El anfiteatro.
3- El teatro.


EL  CIRCO
Recinto alargado con gradas para los espectadores y con una pista dividida por un muro central. El Circo Máximo es el más antiguo de Roma.
Los juegos empezaban con un desfile (pompa) que era encabezado por un magistrado. Cuando se llegaba al Circo Máximo, los espectáculos se daban por inaugurados. Las competiciones eran:
1- Ludus Troianus, simulacro de batalla entre los jóvenes de la aristocracia.
2- Exhibiciones ecuestres, acrobacias a caballo realizadas por jinetes expertos.
3- Carreras pedestres, los participantes daban cientos de vueltas a la pista del circo durante horas.
3- Carreras de carros, los carros eran tirados por varios caballos. Las carreras consistían en dar siete vueltas a la pista alrededor de la espina central. Enloquecían a la multitud, la cual se dividía en facciones, cada una de un color.

EL ANFITEATRO
Es una construcción ovalada. El Coliseo (más emblemático de Roma) fue inaugurado en el año 80 a. C., con capacidad para 50.000 personas. Partes:
1- Subterráneo, galerías en las que estaban las salas, donde esperaban los gladiadores.
2- Arena, óvalo central del anfiteatro donde sucedían los espectáculos.
3- Cávea, conjunto de gradas dividido en tres sectores. Se podía disponer de un gran toldo que protegía del sol a los espectadores (velum). El más cercano a la arena estaba reservado a las clases altas.
Se ofrecían tres tipos de espectáculos:
Combates de gladiadores, el preferido por los romanos. Se podía convertir en gladiador de tres maneras: por ser condenado a muerte o a trabajos forzosos, por ser un esclavo castigado por  su dueño o por ser un ciudadano libre que renuncia a sus derechos.
-Luchas de fieras salvajes (venationes), concentraba animales exóticos, luchas entre fieras y entre hombres y bestias.
-Combates navales o naumaquias, eran simulacros con grandes navíos de tamaño natural. Los combatientes solían ser gladiadores y criminales condenados. Se dejaron de celebrar en el siglo I a. C. debido a su elevado coste.
Los gladiadores se entrenaban en escuelas especiales. Cuando uno de ellos caía al suelo, los espectadores decidían si perdonarlo o que el contrincante acabase con él.
Los vencedores recibían varios premios, entre ellos, una palma, y cuantas más tuviesen más importantes eran e incluso aparecía su rostro en monedas, jarrones...

EL TEATRO
Fue menos representativo que en Grecia. Tragedias y comedias eran las preferidas de la clase culta pero, el pueblo llano prefería otro tipo de espectáculos.
Los actores (libertos y esclavos) se agrupaban en greges, dirigidas por el dominus gregis, los cuales interpretaban los papeles principales.
La vida de estos mejoró con el apoyo que recibieron de los todopoderosos y con la relajación de las costumbres romanas.
Las funciones tenían lugar en el marco teatral que tenía relación con alguna fiesta religiosa.
El público pataleaba cuando la función no le gustaba y aclamaba cuando le gustaba, se llevaba su propia comida (aunque la podía comprar en el recinto), además, eran muy frecuentes las peleas.
Durante los festivales se representaba cada día una comedia y una tragedia, acompañada con mimos y otras diversiones entre acto y acto.
Las mujeres romanas solían acudir a las funciones.







jueves, 22 de marzo de 2018

Los espectáculos públicos

Carrera de caballos en Roma.
Los espectáculos públicos también llamados "juegos públicos" que dirigían las clases altas. Eran gratuitos y eran derecho de los ciudadanos.
Los lugares eran tres: el circo, el anfiteatro y el teatro en los que cada uno se hacían espectáculos distintos. 

El circo
Era un recinto cerrado y alargado con gradas y con una pista dividida por un muro central. El circo más antiguo es el Circo Máximo con un aforo de 385.000 espectadores. 
Primero se comenzaba con un desfile inaugural por las calles encabezado por el magistrado, quien también declaraba inaugurado el espectáculo. estas eran las competiciones más frecuentes:
  • "Ludus Troianus": simulacro de batallas entre jóvenes aristócratas.
  • Exhibiciones ecuestres: acrobacias a caballo.
  • Carreras pedestres: se daban cientos de vueltas a la pista durante horas.
  • Carreras de carros: eran el plato fuerte de los juegos. Consistía en dar 7 vueltas y ganaba el primero.
El anfiteatro
Es una construcción ovalada que recuerda dos teatros unidos. El Anfiteatro Flavio, en Roma, fue inaugurado en el año 80 d. C. con capacidad de 50.000 espectadores. Este tipo de edificios consta de las siguientes partes:
  • Subterráneo: donde esperaban los gladiadores, un foso, jaulas para animales y máquinas.
  • Arena: Ovalo central del anfiteatro.
  • Cávea: Graderío dividido en tres sectores.
En el anfiteatro ofrecían tres tipos de espectáculos: combates de gladiadores, lucha de fieras y combates navales.
Los combates de gladiadores eran los espectáculos favoritos de los romanos. Los hombres podían ser gladiadores de tres maneras: ser condenado a muerte, esclavo castigado y ser ciudadano libre que renuncia a sus derechos. Había distintos tipos de gladiadores, según su indumentaria y armas. Cuando un gladiador caía al suelo derrotado se decidía si dejarlo con vida o matarlo.

El teatro
En Roma fue menos representativo que en Grecia. Las tragedias y las comedias eran preferidas por las clases altas y el mimo o la pantomima eran preferido por el pueblo llano. Los actores se agrupaban en compañías dirigidas por el Dominus Gregis. Las funciones teatrales se realizaban en el marco de festivales con relación con fiestas religiosas. Solían representarse cada día una tragedia y una comedia. Los romanos seguían mostrando sus gustos: jolgorio, obscenidades, escenografía aparatosa y sangre.

Los espectáculos públicos en Roma

Anfiteatro romano de Mérida.
En Roma, los espectáculos públicos procurados al pueblo son llamados juegos públicos. Estos espectáculos eran gratuitos, pues eran un derecho para el ciudadano, no un lujo. Los lugares de celebración de espectáculos eran los siguientes: circo, teatro y anfiteatro, cada uno especializado en un tipo de espectáculo.

El circo
El circo romano es un recinto muy alargado teniendo una forma oval, más o menos alargada. 
El circo más antiguo de Roma es el circo del Máximo, contaba con un aforo de 385.000 espectadores. En el circo se incluían las siguientes competiciones:     
  • ludus troianus
  • exhibiciones ecuestres 
  • carreras pedestres
  •  carreras de carros.

El anfiteatro
El anfiteatro es una construcción ovalada semejante a la de dos teatros juntos. Tenía una capacidad para 50.000. El anfiteatro consta de las siguientes partes:

  • Subterráneo: galerías en las cuales esperaban los gladiadores, había un foso y una jaula para los animales.
  • Arena: óvalo central del anfiteatro, en él tenían lugar los espectáculos.
  • Cávea: es un graderío dividido en  tres sectores, el más cercano a la arena estaba reservado a la clase alta. Se disponía de un gran toldo para cubrirse del sol (velum).
En el anfiteatro solían ofrecerse tres tipos de espectáculos: combate de gladiadores, luchas de fieras salvajes y combates navales.


El teatro
El teatro en Roma fue menos representativo que en Grecia. Las tragedias y las comedias eran apreciadas sobre todo por las clases cultas, el pueblo llano prefería otras variantes como la pantomima o el mimo
Los actores, que solían ser esclavos y libertos, se agrupaban en compañías (greges) dirigidas por el dominus gregis, que interpretaba los primeros papeles y también trabajaba como agente.
Las funciones teatrales se realizaban en el marco de festivales que tenían relación con fiestas religiosas.
Durante los festivales solían representarse cada día una obra trágica y una obra cómica, aderezadas con mimos y otras diversiones entre acto y acto. Las mujeres romanas solían acudir a las funciones teatrales excepto a los mimos.



center>

miércoles, 21 de marzo de 2018

Espectáculos públicos en Roma


Jean-León  Gérome.   Ave Caesar Morituri te Salutant.
En Roma, los espectáculos públicos se llamaban genéricamente juegos públicos. Eran gratuitos, pues eran un derecho del ciudadano, no un lujo. Los lugares donde se celebraban eran: el circo, el anfiteatro y el teatro, cada uno especializado en un tipo de espectáculo.

El circo era un recinto alargado con gradas para los espectadores y con una pista dividida por un muro central. El circo mas antiguo de Roma es el Circo Máximo, que contaba con un aforo de mas de 385.000 espectadores.Los juegos que se hacían incluían algunas competiciones:
  • Ludus Troianus: simulacro de batalla entre los jóvenes de la aristocracia.
  • Exhibiciones ecuestres: acrobacias a caballos realizada por jinetes expertos.
  • Carreras pedestres: participantes daban ciento de vueltas a la pista del circo.
  • Carreras de carros: consistían en dar siete vueltas a la pista alrededor de la espina central.
El anfiteatro es una construcción ovalada, el anfiteatro Flavio o Coliseo, es el edificio más emblemático de Roma:

En el anfiteatro se ofrecían tres tipos de combates:
  •  Combates de gladiadores: era el espectáculo preferido por los romanos. Había varios tipos de gladiadores según su indumentaria y las armas que portaban.
  • Lucha de fieras salvajes: una de las variedades era la lucha entre dos fieras, que eran atadas por el cuello con la misma cuerda y azuzadas con una vara.
  • Combates navales: eran simulacros en los que intervenían navíos de tamaño natural, y los combatientes solían ser gladiadores y criminales condenados.
El teatro de Roma fue menos representativo que en Grecia. Las tragedias y comedias eran apreciadas sobre todo entre las clases cultas, pero el pueblo llano prefería otros variantes, como el mimo o la pantomima. El teatro se realizaba en el marco de festivales que tenían relación con las fiestas religiosas. La algarabía debía ser impresionante, es decir, el público aclamaba a los cómicos, o pataleaba si no les satisfacía el espectáculo. Durante los festivales solían representarse cada día una tragedia y una comedia, aderezadas con mimos y otras diversiones entre acto y acto. Excepto a los mimos, las mujeres solían acudir a las funciones teatrales.


Los espectáculos públicos en Roma

Carrera de carros realizadas en el Circo Máximo.
Juegos públicos era el nombre que recibían los espectáculos públicos organizados por los altos cargos en la ciudad de Roma. Este tipo de espectáculo resultaba ser un derecho de la ciudadanía romana por lo que eran gratuitos. La celebración de estos juegos públicos se realizaba en tres sitios distintos (cada uno especializado en según que tipo de espectáculo) de la ciudad: el circo, el anfiteatro y el teatro. 

El circo se trataba de un espacio alargado con gradas para los espectadores desde la cual se veía una pista (arena) dividida  en el centro por un muro (spina). El circo de mayor tamaño y antiguo de Roma es el Circo Máximo, con una gran capacidad de asistentes. El espectáculo daba por iniciado una vez que el organizaba los juegos recorría un desfile (pompa) que pasaba por Roma, empezando el Capitolio y llegando Circo Máximo.

Algunas de las pruebas que se realizaban en estos juegos son: Ludus troianus, que se trataba de una simulación de batalla entre los jóvenes de alto abolengo, exhibiciones ecuestres, realizadas por jinetes expertos llamados desultores y que practicaban acrobatismo con sus caballos en la arena, carreras pedestres, en las que los participantes realizaban un recorrido dando vueltas por la arena durante un gran periodo de tiempo, y carrera de carros, el más destacado de todas las actividades y consistido en dar siete vueltas a la pista central con un carro tirado por caballos (el número podía variar entre dos, tres o cuatro). Las carreras de carros eran competiciones que despertaban una notoria pasión en los ciudadanos de Roma. Era normal que la ciudadanía quedara dividida en grupos que apoyaban según que tendencias políticas y sociales defendían. Todas estas eran representadas por un color: azul solía usarse para la clase alta o aristócratas y por el otro lado el color verde era utilizado por los que defendían a la clase popular.

El anfiteatro es una edificación de forma ovalada que alude a dos teatros juntos. El anfiteatro Flavio era el anfiteatro más representativo de Roma y aguantaba un aforo de 50.000 personas. Este tipo de construcción cuenta con las siguientes partes: subterráneo, espacios que se enconaban debajo de la arena y en la que había salas donde los gladiadores esperaban además de fosos para los leones y máquinas que se encargaban de mover los decorados, arena, era la parte central del anfiteatro y donde ocurrían los espectáculos, cávea, consistían en gradas divididas en tres partes en las que las que estaban más cerca de la arena quedaba reservada para las personas de clase alta. En este tipo de edificio se realizaban tres tipos de espectáculos que eran los combates de gladiadores, luchas de fieras y combates navales.

El espectáculo favorito de los romanos eran los combates de gladiadores. Para que un hombre pasara a ser gladiador se tenía que dar alguno de los siguientes casos: haber sido condenado a muerte o a realizar trabajos forzosos, ser un esclavo cuyo dueño ha castigado o ser un ciudadano libre que renuncia a sus derechos de ser ciudadano. Este último caso solía darse por problemas económicos. Los gladiadores eran entrenados en escuelas especiales y los varios tipos que existían se distinguían según su vestimenta y las armas que llevaban. A los que resultaban ganadores del combate se les otorgaba una gran cantidad de dinero además de una palma como premio simbólico. Los que llegaban a recibir numerosas palmas, se convertían en gladiadores de prestigio. Ellos eran admirados por el pueblo e incluso llegaban a salir en las monedas. Muchas veces surgía el caso de que emperadores querían experimentar la fama de los gladiadores y llevaban a cabo combates lo cuales estaban amañados a su favor.

Y por último tenemos el teatro, que resultó ser menos característico que en Grecia. La clase cilta se decantaba por las tragedias y comedias mientras que el pueblo llano prefería otro tipo de representaciones. Los actores, que resultaban ser esclavos y libertos, se agrupaban en compañías. Estas eran llamadas greges y eran dirigidas por el dominus gregis, que solía interpretar los papeles principales y a veces funcionaba como agente. Las obras de teatro se representaban en los festivales que se encontraban en relación con el ámbito religioso. En este tipo de festivales se representaban una comedia y una tragedia cada día,las cuales eran acompañadas de actuaciones de mimos. Las mujeres de la sociedad romana solían acudir a todos las representaciones menos a la última mencionada. Además, el teatro se acabó convirtiendo en un espacio donde reinaba de todos menos silencio pues los asistentes que acudían a las representaciones expresaban sus gustos ante las obras abiertamente.

lunes, 19 de marzo de 2018

Los espectáculos públicos en Roma

Coliseo de Roma, antiguamente denominado Anfiteatro Flavio
(Amphitheatrum Flavium)
En Roma, la clase dirigente proporcionaba al pueblo unos espectáculos públicos que se llamaban generalmente juegos públicos. Estos eran gratuitos, puesto que era un derecho ciudadano. Los espectáculos se celebraban en tres lugares: el circo, el anfiteatro y el teatro.

El circo era un recinto alargado con gradas para los espectadores, y con una pista (arena) dividida por un muro central (spina). Los juegos solían incluir las siguientes competiciones: Ludus Troianus, que consistía en un simulacro de batallas entre jóvenes de la aristocracia; exhibiciones ecuestres, que eran acrobacias a caballo; carreras pedestres, en las que los participantes daban cientos de vueltas por toda la pista, y carreras de carros, tirados por caballos. Estos últimos enloquecían a la multitud.

El anfiteatro era una construcción ovalada con gradas alrededor y constaba de las siguientes partes: sótano, arena y cávea. En el anfiteatro se ofrecían tres tipos de espectáculos: luchas de fieras salvajes, combates navales o naumaquías y combates de gladiadores, que se convirtieron en el espectáculo preferido por los romanos. Un hombre podía ser gladiador de tres maneras: por ser condenado a muerte o a trabajos forzados, por ser un esclavo castigado por su dueño o por ser un ciudadano libre que renuncia a todos sus derechos de ciudadano.

El teatro en Roma fue menos importante que en Grecia. Tanto las tragedias como las comedias eran valoradas entre las personas más cultas, pero el pueblo llano optaba por otras variantes, como el mimo o la pantomima. Los actores se agrupaban en compañías dirigidas por el dominus gregis, que interpretaba los primeros papeles y también hacían las veces de agente. Las funciones teatrales se llevaban a cabo en el marco de festivales vinculados a fiestas religiosas. El bullicio que se formaba debía ser impresionante, ya que el público aclamaba a los actores o pataleaba si no les satisfacía el espectáculo. También eran muy normales las peleas y discusiones.





miércoles, 7 de marzo de 2018

Etimología: actividades varias

Atenea

Resultado de imagen de ateneaEn la mitología griega, Atenea la diosa de la guerra, civilización, sabiduría, estrategia, de las ciencias, de la justicia y de la habilidad. Era una de las diosas más importantes, por esta razón recibió culto en casi toda Grecia Antigua. Nunca tuvo alguna relación con alguien y era imbatible. Fue patrona de varias ciudades pero sobre todo protectora de Atenas hasta de héroes.Influyó mucho en la sociedad tanto en el arte hasta en pensamiento.

Según la mitología fue hija de Zeus, nacida de su frente después de tragarse a su madre. Su madre, Metis, fue engullida por el Dios por el temor por las consecuencias de una profecía,más no sirvió de nada ya que nació cuando Hefesto le da un fuerte golpe en la frente y de ahi nace Atenea.

La Fábula Aracne

La fábula de Arácne fue es una adicción romana posterior a la griega y relataba como Arácne hija de un tintor de Tiro, tenía una gran habilidad para tejer y en su vanidad dijo ser mejor que la misma Atenea.

Esta se convirtió en una anciana para darle la oportunidad de disculparse a Arácne ya que estaba ofendiendo a los dioses, más esta no se redimió , hasta se atrevió a burlarse y retar a la Diosa.

Atenea tejió la escena de su victoria sobre Poseidón y Aracne tejió sobre multiples infidelidades de los dioses, Atenea enfadada destruyó el telar de Arácne y la convirtió en araña.

[Después de punto sigue espacio. Tanto en el arte como... Después de , sigue espacio. fues es adicción. Arácne. redimió. mulltiples]

jueves, 1 de marzo de 2018

El Ejercito Romano


Organización del Ejercito.

Al principio este estaba formado por ciudadanos que pudieran costearse las armas y la armadura.

Poco después esto cambió y se establecieron unos requerimientos mínimos.
El legionario era apto para el ejercito desde los 16 años hasta los los 46 años sin embargo, este solo podía estar 26 años en el servicio. Estos recibían una pequeña paga, pero solo daba para cubrir sus necesidades más básicas.
A finales del siglo II a. C el cónsul Mario dejó que cualquier ciudadano romano, independientemente de su riqueza pudiera alistarse en el ejercito, también se le aumentó su salario.
Al licenciarse , el Estado los recompensaba con un lote de tierras o con dinero, de tal manera que el soldado veterano pudiera subsistir de estas.
La legión estaba bajo el mando de seis tribunos y por encima de estos se encontraban los prefectos ( que podían estar al mando de las flotas, la caballería o ser asistentes de un general) y por último el comandante.

Formación del Ejercito.

A comienzos del Imperio la legión estaba formada por 10 cohortes de unos 500 hombres y a su vez esta se dividía en 6 centurias con 80 hombres; luego esta pasó a contar con 800 hombres divididos en 5 centurias. Además contaban con 120 jinetes.


Armamentos

Este constaba de:
-Un escudo: este tenía forma cuadrada, estaba hecho de madera y tenía unos remaches metálicos.
-El gladio: era una espada de doble filo de origen íbero.
-La lóriga o cota de malla: esta servía para proteger el cuerpo del soldado.
-El casco o galea: protegía la cabeza

miércoles, 28 de febrero de 2018

EL EJÉRCITO ROMANO

Originalmente el ejército romano estaba formado por sus ciudadanos, pero no por todos solo los que pudieran costearse un equipo.
Finalmente se puso un orden y se pusieron unos requerimientos para poder ser legionario:
 - Los legionarios solo era llamados cuando era necesario.
- El servicio era entre los diecisiete  y los cuarenta y seis años.
- El servicio tenía un límite máximo de 16 años a lo largo de toda la vida.
- El soldado se costeaba sus propias armaduras y aunque recibía una pequeña paga durante su tiempo de servicio, esta estaba destinada a los gastos básicos.
Por todo esto no sorprende que los largos periodos de servicio no agradasen a los ciudadanos.

Hacia finales del siglo II a.c., Roma se vio envuelta en una guerra interminable contra los númidas.
Ante estas dificultades, Mario, el cónsul Romano a cargo de la campaña, decidió que podían alistarse en las legiones cualquier voluntario sin excepción de su economía. Esto llevó a los ciudadanos poder a alistarse como legionarios; sin embargo en lugar de buscar un licenciamiento rápido, esperaban que su servicio fuese indefinidamente. Los voluntarios solían ser fieles a sus superiores. Los veteranos del siglo I a. c. esperaban a que sus generales les dieran tierras donde retirarse una vez cumplido el servicio.

A comienzos de las guerras civiles, César se replanteó la forma de las legiones: cada legión estaba formado por 10 cohortes y también contó con jinetes procedentes de Galia y Germania.

La legión a comienzos del Imperio no era muy diferente a la de tiempos de César: las cohortes estaban formados por 500 hombre cada una, organizados en 6 centurias de unos 80 hombres.

Existían en torno a 30 legiones, que representaban la élite del ejército.

En cuanto a su armamento, constaba de:

  • Un escudo en forma rectangular y de madera que estaba adornado por remaches metálicos.
  • Un gladio,espada de doble filo y de origen Íbero.
  • Una lóriga o cota de maya que les protegía el cuerpo.
  • Una galea o casco que le protegía la cabeza.

El ejército romano


Legionario romano.
Al principio, el ejército estaba formado por los ciudadanos que llamados a luchar se podían costearse las armas y el equipo.
El soldado solo era apto de los dieciséis a los cuarenta y seis años, y solo podía ejercer como soldado dieciséis años.
Como el soldado era llamado cuando le necesitaban y solamente les daban una paga durante su servicio, mucha gente dejó de apuntarse.
Hacia finales del siglo II a. C. Mario puso una norma, cualquier ciudadano que pueda demostrar que era romano podía alistarse sin tener en cuenta el nivel económico. Mario también puso como símbolo el águila y un salario fijo.
Más tarde, se empezó a llamar legión y ésta constaba de diez cohortes de quinientos hombres cada una. Dentro de estas estaba organizado de tal manera que existían seis centurias de ochenta hombres. Además de todo esto, contaban con ciento veinte jinetes y el ejército de sus aliados cercanos.
Cada legión tenía un número y éste no se repetía nunca (salvo en una ocasión, que hubo tres legiones III). Los números iban del I al XXII.
El nuevo recluta tenía que entrenar mucho para poder ser reconocido al igual que un veterano. En este entrenamiento aprendían a marchar, a montar un campamento, etc.
La paga de un legionario era en torno a tres veces superior a la de un soldado auxiliar de infantería y la paga de los auxiliares de caballerías se acercaba bastante a la de los legionarios. Cuando se ganaba una batalla, a las tropas se les pagaban grandes sumas de dinero.

El servicio se aumentó a veinticinco años y cuando se retiran se les da una gratificación, ya sea en forma de dinero o de tierras.

Cada legión tenía tres estandartes: el águila que podía ser de oro o de plata (aunque originalmente era de oro) y estaba custodiada por la primera cohorte, el signum que era el estandarte propio de cada legión y el imago, que era el retrato del emperador.

La religión ejercía un gran poder sobre el ejército. Se esperaba que honrasen a los Dioses romanos (sobre todo a Minerva, Júpiter y Juno) y había un calendario religioso oficial para los soldados donde estaban las festividades.

Con respecto a la indumentaria de los legionarios, estos usaban un escudo de madera rectangular y con remaches metálicos, una loriga o cota de malla que les protegía todo el cuerpo,  una espada de doble filo y de origen íbero llamada gladio y para terminar un casco o galea que les protegía la cabeza.

El ejército Romano

El ejército romano consistía en la lucha de ciudadanos romanos con armas y equipo necesario que pudieran tener a su disposición. Un soldado era llamado para hacer fila cuando estaban fuera de peligro y cumplía los requisitos para poder estar ahí. Los soldados aparte de ganar una paga en el ejército, la mayor parte del dinero que ganaba era de su granja o su propio negocio. A finales del sigo II a.C en Roma surgió una guerra contra los númidas. Para conseguir más hombres, el cónsul Mario, abrió las puertas a todo aquel que demostrara que era ciudadano romano. Mario, también proporcionó a cada legión un símbolo para poner en el estandarte: el águila. Los reclutas no eran asignados por nombres, sino por número de identificación. Más tarde, tuvieron que doblar el salario porque no les llegaba para todas sus necesidades. Las legiones se componían de 10 cohortes. Tras la Guerra Social, los italianos que se encontraban al sur del río Po tuvieron ciudadanía romana y no se distinguían entre ellos y los de la legión romana. Un cambio bastante importante fue la desaparición de escaramuzadores ligeros y la caballería legionaria. Más tarde, César tuvo que contar con jinetes de la Galia y Germania. La legión seguía estando controlada por  seis tribunos, aún que no tuviera la misma importancia.Los cónsules heredaron el papel del rey como comandante en jefe. A medida que los teatros de operaciones militares se alejaron de Roma, los procónsules libraron las batallas de la república más a menudo. Más tarde, Roma se había convertido en un ejercito personal.

[justificar el texto / consistía en la lucha de ciudadanos romanos no expresa bien la idea / llamar a filas / estaban no esta bien conjugado con el sujeto / ganaba debería ir en 3ª p. del pl. / a. espacio C. / la coma después de Mario sobra pues separa sujeto y verbo / Tras la Guerra Social... legión romana. Esta frase no tiene mucho sentido, está como suelta / aún que más bien aunque / Después de punto sigue espacio / retoca el final]

EL EJERCITO ROMANO.

El ejercito romano en sus origines estaba formado por ciudadanos que podían costearse una armadura, posteriormente se exigieron unos requisitos.
Solo eran llamados cuando era necesario. Su servicio duraba un máximo de 16 años y como máximo hasta los 46 años. Recibían una pequeña paga para cubrir gastos, por todo ello no era del agrado de la población. Las larga campaña del siglo II hizo que fuera difícil reclutar más soldados por lo que se abrió la posibilidad de alistarse a cualquiera que pudiera demostrar que era ciudadano, alistándose gran cantidad de ciudadanos pobres que esperaban que el servicio no acaba nunca, esto sentó las bases del ejercito profesional. Muchos se alistaban con la esperanza de obtener riquezas y de que su general les diera una granja al licenciarse. Este cambio fue gracias al general Mario, quien además dio a cada legión una seña de identidad y un símbolo, el águila.
Al comienzo de las Guerras Civiles Cesar les dobló la paga. Fue en esta época cuando las legiones se transformaron de tal forma que cada legión se componía de 10 cohortes, todos los soldados estaban armados de la misma manera lo que facilitó sus nuevas táctica.
Después de estas guerras, todo italiano al sur del PO recibió la ciudadanía romana, y por tanto todos los miembros del ejercito eran ya romanos, se cabo la distinción entre legión romana y aliada, todos los soldados eran legionarios y ellos formaban una legión. Aun así la legión seguía necesitando asistencia adicional, Cesar contó con jinetes de la Galia y Germania, así como caballería e infantería de Hispania todos ellos eran los auxilia, es decir soldados que no eran ni ciudadanos ni aliados.
Otro cambio que introdujo Mario fue que cada soldado debería llevar sus pertenencias básicas a la espalda evitando así el bagaje del antiguo ejercito y que ralentizaba sus marcha pero, el bagaje siguió existiendo pero de menor tamaño.
La legión seguía al mando de seis tribunos pero con menos influencia, reservadas para jóvenes que aspiraban al Senado y que solo querían probar de la vida militar. Los tribunos no candidatos podían permanecer en el ejército como oficiales, por encima de los tribunos estaban los prefectos, mandaban en solitario. Ambos cargos eran el camino para llegar a legado, este era normalmente un senador.
Los cónsules eran los comandantes en jefe del ejercito, en los tiempos de la República nunca hubo solo uno, se sucedían anualmente. La autoridad de exmagistrados, cónsules o pretores se amplió, siendo esta la forma fácil de llegar a gobernador para las provincias de Roma.







Ejército romano

El ejército romano consistía en el conjunto de personas, nacidos en su ciudad, que luchaban con las armas y armaduras que se puedieran costear.

Para poder ser legionario había que establecer unos requisitos mínimos:
  1. Solo se llamaban a los soldados si era verdaderamente necesario y en cuanto el peligro había pasado se les licenciaba.
  2. Si el soldado tiene entre diecisiete y cuarenta y seis años es apto para el servicio.
  3. Límite máximo de servicio: 16 años.
  4. Los soldados deben tener su propia armadura.
Como he mencionado anteriormente, trataban de conseguir ser licenciados sobre todo por los largos periodos de servicio que no les agradaban mucho a los ciudadanos. Esto dificultó el reclutamiento .

A finales del s. II a. C, Roma se vio en una guerra interminable contra los númidas (tribus seminómadas que vivían en Argelia). Resultó ser un conflicto poco atractivo impidiendo encontrar nuevos reclutas para las legiones. La población pobre acudió para unirse a la legión, (gracias al cónsul Mario), sin dudarlo y en lugar de buscar un licenciamiento rápido, esperaba que su servicio se prolongara indefinidamente. Los voluntarios solían ser fieles a los grandes generales. Mario contribuyó a crear un símbolo preeminente que hiciera de estandarte: el águila.

Vamos a profundizar un poco sobre su equipamiento, eso que no todos podían costearse:

  1. Espadas, dagas y otras armas:
  • Pugio: era una pequeña daga utilizada como un arma auxiliar y elemento de prestigio.
  • Gladio: de origen ibero, espada de doble filo.
  • Arcos y flechas: el arma normal de los arqueros romanos era el arco compuesto clásico, hecho de cuerno, madera y tendón.
  2. Armadura:
  • Lorica: protegía el cuerpo y consistía en una serie de bandas de hierro o acera atadas en tiras de cuero internas.
  3. Escudos:
  • Eran de madera, de bronce, de mimbre con remaches metálicos. Con él se protegían de las armas.
  4. Cascos:
  • También llamado galea, te protegía la cabeza de posibles daños o golpes.
El número de hombres de que constaba una legión eran 5.000. El soldado pasaba a ser legionario. La legión se dividía en diez cohortes de unos 500 hombres cada una. Estas a su vez se dividían en seis centurias de 80 hombres. La legión tenía una unidad de 120 jinetes y podían contar con la ayuda de tropas de pueblos aliados con Roma.

El ejército romano

General romano y su tropa

El ejército romano consistía en el conjunto de sus cuidadanos llamados a luchar con las armas y equipos que pudieran costearse. Los soldados solo eran llamados cuando era necesario. Podían estar alistados como máximo dieciséis años. Tras el largo período de guerra el general Mario, a cargo de la campaña, abrió la posibilidad de que se pudiera alistar en la legión cualquier ciudadano que demostrara ser romano. El número de soldados reclutados aumentó ya que los individuos pobres esperaban ser pagados con la misma cantidad que se les otorgaba a los soldados licenciados, con esto le llegaría al menos para cubrir el pago de sus necesidades básicas.


Al principio no había distinción entre ejército y legión, Roma disponía de una legión de hasta tres mil infantes y trescientos caballeros. El tamaño de la legión pasó de unos tres mil hombres a cinco mil hombres.

Los soldados debían llevar su propio armamento. La indumentaria romana estaba formada por:
1. Un escudo rectangular de madera con remaches metálicos.

2. Una espada o gladio de origen íbero.

3. Un casco o galea que les servía para tener la cabeza protegida.

4. Una lóriga o cota de malla que les servía para tener protegidos el cuerpo.


El ejército romano.

Ejército romano en formación antes de comenzar la batalla.
El ejército romano es el conjunto de personas llamados a la guerra durante los periodos de monarquía, república e imperio. Los romanos luchaban con las armas y el equipamiento que se pudieran costear y, a pesar de eso, eran fieles al Imperio.

Cuando se ordenó el ejercito romano se establecieron unos requisitos para poder ser parte de la legión. Estos requisitos eran los siguientes:
  • Se llamaba a los legionarios solo cuando era estrictamente necesario.
  • El legionario era apto para el servicio entre los diecisiete y los cuarenta y seis años. 
  • Los soldados debían llevar su propio armamento. 
Por todo esto, los largos periodos de servicio al Imperio no eran del agrado de la población y esto ocasionó que el reclutamiento de legionarios fuera más complicado, por esto, los soldados reclutados trataban de conseguir ser licenciados

A finales del siglo II a. C Roma se vio envuelta en una guerra contra los númidas (tribus seminómadas bereberes que vivían en Numidia, Argelia). Este conflicto fue muy poco atractivo para contar con nuevos reclutas, por esto el cónsul  Cayo Mario abrió los límites de reclutamiento de forma que se podía alistar cualquier ciudadano que pudiera demostrar ser romano, sin distinción de clase. Esto llevó a los ciudadanos pobres a alistarse como legionarios, y en lugar de buscar licenciarse rápido, buscaban que el servicio se prolongase indefinidamente.
 Los voluntarios solían ser fieles a los grandes generales y asociaban sus pocas riquezas a las de sus líderes, por lo que los veteranos del siglo I a.C esperaban que sus generales les dieran tierras a las que retirarse una vez licenciados, ya que por el servicio no poseían ninguna.

Los legionarios usaban distintos tipos de armamento, tanto defensivo como ofensivo. Este armamento es el siguiente:
Cascos.
  1. Montefortino: es el modelo más antiguo de cascos romanos, fabricado en bronce y con forma de cúpula puntiaguda. Tenían un refuerzo frontal y otro en la nuca.
  2. Coolus: inspirado en los cascos galos, fabricado en bronce y con forma de semiesfera. Poseía un refuerzo similar al montefortino.
  3. Gálicos-Imperiales: inspirado en cascos usados por los galos, de acero de latón, con forma semiesférica y con una especie de cresta. Refuerzos similares a los anteriores.
  4. Itálicos-Imperiales: construidos por guerreros itálicos, de las mismas características que los anteriores.
Frontal.
  1. Lórica: principalmente fue una cota de malla, pero más tarde se fabricaron de acero de latón para evitar las puñaladas en las zonas protegidas.
  2. Escudo: fabricados en madera, bronce o mimbre, les servía para repeler las flechas y protegerse ante estocadas.
Espadas.
  1. Gladio: heredera de los Celtíberos, fabricada en acero o bronce.
  2. Pilum: lanza puntiaguda de procedencia sabina o etrusca. Mango de madera y punta de hierro.
  3. Hacha: de origen primitivo y fabricadas en bronce. Letales ante los enemigos.

lunes, 26 de febrero de 2018

El ejército romano

En su comienzo, el ejército romano estaba formado por hombres que fuesen ciudadanos y que pudieran permitirse el equipamiento requerido para luchar. Los soldados eran únicamente llamados a la guerra cuando se les requería y el máximo periodo de servicio que podían ejercer era de unos dieciséis años en toda su vida. Durante un periodo de inacabable guerra, el reclutamiento para el ejército descendió por lo que el general Mario tuvo que llevar a cabo una selección de los soldados menos selectiva dejando que cualquier ciudadano, sin prestar atención a su estado económico, pudiese ser alistado. Esto aumentó el numero de soldados reclutados notablemente, ya que los ciudadanos con baja renta esperaban ser recompensados con la paga que se les ofrecía a los soldados que llegaban a ser licenciados y que  les serviría por lo menos para cubrir sus gastos básicos.

 Más adelante fue organizándose el ejército, lo que dio lugar a las legiones. Estas eran formadas por diez cohortes que hacían un total de unos cinco mil hombres y a su vez se organizaban en seis centurias de unos ochenta hombres cada una, aunque el número siempre podía variar. Además a cada legión le correspondía una unidad de ciento veinte jinetes que solían ejercer su cargo como mensajeros y exploradores. Al principio, el ejército legionario solo existía en Roma y estaba formado exclusivamente por sus ciudadanos pero este tipo de ejército llegó a expandirse, aunque no del mismo modo, por el resto del Imperio. Cada legión era nombrada con un número, del I al XXX y en caso de ser destruida ese número nunca era remplazado. La vida de un legionario era puro entrenamiento hasta llegar a ser reconocido como un veterano. Su salario era alrededor de tres veces mayor que el de un soldado tradicional y en caso de victoria llegaban a recibir grandes aumentos en este.

La religión tenía una gran influencia en la vida del legionario. La mayor parte del tiempo lo pasaban ejerciendo culto a los dioses romanos a través de unas festividades recogidas en un calendario. Un elemento importante de culto eran los estandartes y la pérdida de uno llegaba a ser motivo de la separación de una legión.

Con el paso del tiempo, el periodo de servicio fue aumentado a veinticinco años, en los que los legionarios podrían ascender a centuriones, encargados de controlar las legiones bajo el mando del comandante. Cada legión poseía cincuenta y nueve centuriones que podrían estar durante todo su servicio en la misma legión o cambiar a otra. Existían centuriones con distinto poder siendo el hastatus posterior el de menor rango y el  primus pilus el de mayor rango, el cual todos los legionarios soñaban con alcanzar pero que resultaba imposible para muchos de ellos ya que requería un nivel de experiencia muy alto. Por encima de los centuriones se encontraban los oficiales semi-profesionales llamados tribunos y aún más por encima estaba el legado de la legión, que era un senador elegido por el  mismo emperador y el cual seguramente habría desempeñado un cargo menor en el ejército antes de ese.

En cuanto a la indumentaria de los legionarios, esta se caracterizaba por llevar un escudo de forma rectangular y de madera adornado con remaches metálicos, un gladio que era una espada de doble filo y de origen íbero, una lóriga o cota de malla que les protegía el cuerpo y por último un casco o galea que les servía como protección en la cabeza, además era fácil distinguir a los centuriones de ellos ya que estos últimos portaban una armadura plateada.

domingo, 25 de febrero de 2018

El ejército romano


El ejército romano consistía sencillamente en el conjunto de ciudadanos llamados a luchar con las armas y equipo que pudieran costearse. El soldado solo era llamado a leva cuando era necesario y se le licenciaba cuando el peligro había pasado, tenían un límite de servicio de por lo menos dieciséis años. Recibían una pequeña paga que servía para sus propios gastos  básicos, ya que su principal fuente de ingresos era su granja o su negocio doméstico.
Hacia finales del siglo II a. C., Roma se vio envuelta en una guerra interminable contra los númidas. Era tan poco atracivo que era casi imposible encontrar nuevos reclutas para las legiones. Ante estas dificultades, el cónsul romano Mario a cargo de la campaña, abrió la posibilidad de que alistara en las legiones cualquier voluntariado que pudiera demostrar ser ciudadano romano, independiente de su nivel económico. En consecuencia, los individuos pobres acudieron en tropel para unirse a las legiones, y en vez de buscar un licenciamiento, esperaban que su servicio se prolongara indefinidamente. Mario había dado un último paso otorgándole un mayor peso al voluntariado, algunos hombres ya habían desarrollado sus carreras como soldados o centuriones. Ahora, el requerimiento era el de ser ciudadano romano. Los voluntarios solían ser fieles a los grandes generales, y asociaban sus riquezas con la de sus líderes, ya que un hombre que consagrase su vida al ejército no contaba con una granja a la que volver, o lo que los veteranos del S. I. a. C esperaban a que su general les proporcionase parcelas de tierra a las que retirarse, una vez licenciados.


jueves, 22 de febrero de 2018

El ejército romano

El ejército romano estaba formado por el conjunto de ciudadanos que eran llamados a luchar  con las armas y el equipo que se pudieran costear.
Resultado de imagen de ejército romano
Ejército romano con el símbolo del águila.
El soldado solo era llamado a leva cuando era necesario y se licenciaba cuando el peligro pasaba.
Se era apto para el servicio entre los diecisiete y los cuarenta y seis años. Su servicio militar se prolongaba hasta un máximo de dieciseis años.
El soldado debía procurar su propia armadura y recibía una pequeña paga durante su tiempo de servicio, que estaba destinada, a cubrir sus gastos básicos.
Los largos periodos de servicio no fueron del agrado de la población, y esto dificultó el reclutamiento.
A finales del siglo II a. C., Roma se vio envuelta en una guerra contra los númidas. Ante estas dificultades Mario, cónsul romano, dio la posibilidad de que cualquier voluntario se alistara en las legiones. Se habían sentado las bases para la construcción de un ejército profesional.
Los veteranos que se licenciaban, esperaban que su general les recompensara con parcelas de tierra para tener un medio del que subsistir.
El águila era el símbolo de la legión.
La legión contaba con 5000 hombres (este número podía variar). Se dividía en 10 cohortes con 500 hombres cada una y, a su vez, en 6 centurias con 80 hombres. Cada legión contaba con una unidad de 120 jinetes y podía contar con la ayuda de tropas auxiliares de pueblos aliados de Roma.
Dentro del armamento que usaban, destaca:
1- El escudo, de forma cuadrada, de madera y con remaches de metal
2- El gladio, espada de origen íbero y de doble filo.
3- La lóriga o cota de malla, que protegía el cuerpo.
4- El casco o galea, que protegía la cabeza.


miércoles, 21 de febrero de 2018

El ejército romano

En sus inicios, el ejército romano consistía en el conjunto de ciudadanos llamados a luchar con armas y un equipo que pudieran permitirse. Cuando se introdujo un cierto orden en dicha organización, se establecieron unos requerimientos mínimos para ser legionario.
El soldado solo era llamado cuando era necesario y se le licenciaba en cuanto pasaba el peligro, siendo apto entre diecisiete y cuarenta y seis años, con un límite máximo de dieciséis años de servicios. Asimismo, este tenía que procurarse su propia armadura y cubrir sus gastos básicos con la poca paga que recibía. Por ello, los largos periodos de servicio no fueron del agrado de la población, lo que dificultó el reclutamiento. Hacia finales del siglo II a. C., Roma se vio envuelta en una guerra interminable contra los númidas, y esto provocó que resultara casi imposible encontrar nuevos reclutas para las legiones. No obstante, el cónsul Mario dio la posibilidad de que se alistara en las legiones cualquier voluntario, independientemente de su nivel económico.

Las legiones estaban compuestas por 5.000 hombres aproximadamente. Cada legión se dividía en 10 cohortes, con 500 hombres cada una, y estas a su vez se distribuían en 6 centurias de unos 80 hombres. Existían en torno a 30 legiones, que representaban la élite del ejército.

El águila, que había sido introducido por Mario, era el símbolo de la legión.

martes, 20 de febrero de 2018

Organización del ejercito romano

S.P.Q.R. emblema de la ciudad de Roma.
En su origen, el ejército romano consistía en que los ciudadanos salían a luchar con las armas y equipos que pudieran costearse.
Cuando se estableció cierto orden, se establecieron unos requisitos para ser legionario. El soldado solo era llamado cuando era necesario y se le licenciaba en cuanto el peligro había pasado, siendo apto entre los diecisiete y los cuarenta y seis años.
El soldado tenía que conseguir su propia armadura y la pequeña paga que recibía era para los gastos básicos. Por eso mismo los períodos de servicio largos no eran de agrado para la población, con lo que se dificultó el reclutamiento.

A finales el siglo II a. C. Roma se vio envuelta en una guerra contra los númidas, un conflicto tan poco atractivo que era casi imposible encontrar nuevos reclutas. Se abrió la posibilidad de que los ciudadanos pobres podrían unirse a las legiones y en lugar de buscar un licenciamiento rápido esperaban que se prolongase indefinidamente. Se habían sentado las bases para el ejercito profesional. Sin embargo Mario solo había dado el último paso otorgándole mayor peso al voluntariado, ahora el único requerimiento era ser ciudadano romano.
Los voluntarios solían ser fieles a los grandes generales. Esperaban que sus generales les otorgasen parcelas de tierra a las que retirarse una vez licenciados.

El ejército se dividía en legiones. Cada legión constaba de 5.000 hombres y cada legión se dividía en 10 cohortes de 500 hombres, que a su vez se dividía en 6 centurias de 80 hombres. Además cada legión contaba con 120 jinetes.
Su armamento básico constaba de:

  • Un escudo de madera con remaches metálicos.
  • Una espada o un "Gladio" de origen íbero de doble filo.
  • Una lóriga o cota de malla para proteger el cuerpo.
  • Un casco para proteger la cabeza.





domingo, 18 de febrero de 2018

Ejército romano

Imagen relacionada
Llegada del ejército romano a Hispania.
En su origen, el ejército romano consistía sencillamente en el conjunto de sus ciudadanos llamados a luchar con las armas y equipos que pudieran costearse.
 Se establecieron unos requerimientos mínimos para ser legionario.
El soldado solo era llamado a leva cuando era necesario y se le licenciaba cuando el peligro había desaparecido, siendo apto para el servicio entre los diecisiete y cuarenta y seis años. Con un límite máximo de dieciséis años de servicio a lo largo de toda su vida.
Se esperaba que el soldado procurase su propia armadura y aunque recibían una pequeña paga, estaba destinada a cubrir sus gastos básicos, ya que su principal fuente de ingresos era su granja o su negocio doméstico.
No es de sorprender que los largos periodos de servicios, no fueran del agrado de la población, lo que dificultó el reclutamiento a medida que los teatros de operaciones se alejaban cada vez más del hogar, prolongando sus periodos de campaña, de modo que los soldados reclutados siempre trataban de conseguir ser licenciados.
Hacia finales del siglo II a. C., Roma se vio envuelta en una guerra casi interminable, Mario, el cónsul romano, abrió la posibilidad de que se alistara a la legión cualquier voluntario que fuera ciudadano romano, independientemente de su nivel económico, Se habían sentado las bases para la construcción de un ejercito profesional.

El armamento del legionario constaba de un escudo, de madera con remaches metálicos; gladio, espada de origen celta de doble filo; galea, para proteger la cabeza y la lóriga, para proteger el pecho.